Vacaciones en Peñíscola, uno de los pueblos más bonitos de España

Peñíscola es un lugar idílico donde pasar unos días, donde se mezcla el turismo de sol y playa, familiar y cultural. Si te acercas a este bello enclave descubrirás una ciudad medieval adentrada en el mar, presidida por un orgulloso Castillo medieval del Papa Luna, ubicada en una pequeña península que divide el pueblo en dos mitades, en un fantástico estado de conservación rodeado de un hormiguero de calles que a cada paso te sorprenderán.

Por los dos lados hay unas excelentes playas y dentro de la fortaleza tenéis unos cuantos chiringuitos, tabernas y bares dóndes podéis tapear a gusto, disfrutando de las preciosas vistas y de excelente comida tradicional. Por ello, no es sorprendente que se considere uno de los pueblos más bonitos de España.

pueblo mas bonito de españa

Un total de 15 pueblos integran actualmente esta red, que conecta y acerca al visitante distintas costumbres, gentes y arquitecturas, teniendo como eje la belleza y el encanto. Con esta iniciativa la asociación pretende potenciar la promoción turística de los municipios y núcleos rurales mediante la protección y preservación de su patrimonio cultural y paisajístico.

Criterios de admisión
Los criterios para la admisión de un nuevo pueblo están expuestos en la carta de calidad de la asociación. Para unirse a dicha entidad, un pueblo ha de solicitar en primer lugar el acuerdo del pleno municipal o junta de gobierno. Una vez recibida esta solicitud por parte de la asociación, se inicia el proceso de instrucción de la candidatura valorando los siguientes criterios:

  1. Tener una población menor de 15000 habitantes (en poblaciones mayores de 5000 habitantes la asociación contempla solamente un casco histórico en perfectas condiciciones)
  2.   Tener un patrimonio arquitectónico o natural certificado.

Después de superar estos dos puntos, se realiza una auditoría del pueblo por personal de la comisión de calidad designada a tal efecto donde se valorarán los aspectos especificados en la Carta de Calidad. Ello implica superar los criterios mínimos de calidad en aspectos tan variados como la limpieza, conservación de las fachadas, circulación de vehículos o si tienen o no un lugar destinado al aparcamiento de éstos, el cuidado de flores y zonas verdes, el tratamiento de las insignias publicitarias y carteles, etc….
Una vez superada esta auditoría, se emite el veredicto que puede ser positivo o positivo a condición de mejorar aspectos importantes en el pueblo o negativo.

EL CASTILLO PAPA LUNA
El pueblo tiene inumerables lugares para visitar y descubrir, pero sin duda lo que más destaca es el Castillo Papa Luna,  emplazado en la zona más elevada del peñón que domina la ciudad, alcanzando una altura de 64 m sobre el nivel del mar. Su perímetro es de unos 230 m y tiene una altura media de 20 m. Los Templarios construyeron esta obra románica sobre restos de la antigua alcazaba árabe entre 1294 y 1307. Comparte con el Vaticano y el palacio de los papas de Aviñón el privilegio de haber sido Sede Pontificia, una de las tres que ha habido a lo largo de la historia.
Pero la época más importante de sus más de 700 años de existencia es, sin duda alguna aquella en la que fue refugio de D. Pedro de Luna, el Papa Luna, Benedicto XIII. Para poder entender bien la personalidad de tan insigne figura, fundamental en la historia de Europa, se han de recorrer sus austeras salas sus sobrios patios y sus adustas torres, todo ello rodeado por el omnipresente mar Mediterráneo, del que Benedicto fue Papa: el Papa del mar.
Hoy el Castillo Templario-Pontificio de Peñíscola, Monumento Histórico – Artístico Nacional desde 1931, es un foco de atracción turística, con más de 330.000 visitantes al año, y un prestigioso Centro Cultural que alberga numerosas exposiciones plásticas, el Festival de Cine de Comedia de Peñíscola, congresos o conferencias a lo largo de todo el año.

A parte del Castillo, también cabe destacar el Parque de Artillería que fue restaurado como parque botánico donde se puede pasear entre los jardines constituidos por palmeras, olivos, lavandas y flora autóctona del Parque Natural de la Sierra de Irta. y el famoso conjunto de conjunto de murallas, construidas en distintas épocas, configurando su potente imagen de fortaleza inexpugnable.

castillo papa luna peñiscola

 

Es uno de esos pueblos pequeños, coquetos y pintorescos, en los que se respira historia al andar por sus calles, lejos del bullicio de las ciudades. Os animamos a que conozcais y disfrutéis de unas vacaciones en Peñíscola, estamos seguros que os encantará!