Tradiciones curiosas de Navidad

La Navidad es tiempo de villancicos y cenas familiares. Sin embargo, cada país tiene sus propias tradiciones navideñas, algunas de ellas muy extrañas y curiosas. Y hoy os vamos a contar las más curiosas…

Japón: KFC para todos

Cada fiesta y cada cultura tiene sus comidas y dulces típicos, puede que para nosotros sea mazapán y turrón, pero para los japoneses la Navidad es sinónimo de KFC.
Todo fue comenzó hace 40 años gracias a una campaña de marketing, el Coronel Sanders invitó a los japoneses a comprar su pollo frito como cena de Navidad y desde entonces el día 25 de diciembre los establecimientos KFC se llenan de clientes que siguen esta curiosa tradición transmitida de padres a hijos.

tradiciones cursiosas navidad

Noruega: Esconder las escobas

La leyenda noruega dice que en las vísperas de Navidad todo tipo de espíritus diabólicos y brujas campan a sus anchas por el mundo. Para poder protegerse de visitas no deseadas, las familias noruegas esconden sus escobas antes de irse a dormir, no vaya a ser que alguna bruja la quisiera para ella. Por si esto fuera poco, los hombres más valientes salen al exterior a disparar al aire para ahuyentar a los espíritus malignos.

Colombia: Volar globos por el aíre

En Colombia es costumbre soltar al aire globos durante la noche de Navidad como expresión de gozo y alegría por esta fecha tan especial. Sin embargo esta bonita tradición a semejanza de los farolillos chinos ha sido prohibida recientemente ya que muchos de estos globos caían sobre algunas casas produciendo daños e incendios.

Guatemala: La Quema del Diablo

Desde hace varios siglos los guatemaltecos celebran la Quema del Diablo el día 7 de diciembre a las 18:00 para dar la bienvenida al periodo navideño. En este día las familias hacen limpieza y sacan de casa todos los objetos viejos y/o rotos, símbolos de maldad, y los amontonan en una pira de madera coronada por una figura diabólica. Después de quemarlos, es muy importante barrer la casa con una escoba de paja y bañarla en agua bendita para asegurar la bajada del diablo a los infiernos.

Islandia: Trece días de regalos en los zapatos

Los yules o jólasveinarnir son personajes navideños típicos del folclore islandés. Estos pequeño duendes o personajes mágicos viven en las montañas y durante los trece días previos a Navidad, bajan hasta el alféizar de las ventanas de los niños holandeses para llenar sus zapatos de regalos si han sido buenos o con una patata si fueron malos.

tradiciones curisosas de navidad

Cataluña: El Caganer

El personaje más entrañable de los belenes catalanes y la figura favorita de los niños más traviesos es el caganer. Se trata de una figurita de belén que representa a un pastorcillo con los pantalones bajados y en posición de defecar. Su origen, aunque no está muy claro, se remonta a finales del siglo XVII y principios del XVIII,y se piensa que es un símbolo de prosperidad y buena suerte para el año que comienza, pues es el encargado de fertilizar la tierra. En los últimos años se han popularizado los que representan a personajes famosos

Italia: La Befana y las lentejas

Mientras en la mayoría de los países es Santa Claus quien reparte regalos en tiempos navideños, los niños italianos disfrutan de la visita de una amable vieja bruja llamada “La Befana”. Cuenta la leyenda que los Reyes Magos se acercaron a “La Befana” para saber en qué dirección debían dirigirse para visitar a Cristo. Ella no supo ayudarlos, pero fue tan hospitalaria que los Reyes la invitaron a unirse a ellos.
“La Befana” rechazó sumarse a su marcha porque tenía mucho trabajo en casa, mas no tardo mucho tiempo en arrepentirse de su decisión. Desde entonces recorre el mundo en búsqueda de aquellos Reyes Magos y del niño Jesús, dejando regalos en las casas por donde pasa.
Si España es distinguida por tomarse las doce uvas con cada campanada en la última noche del año, Italia tiene la costumbre de tomar lentejas en Nochevieja para atraer la suerte del nuevo año.

Eslovaquia y Ucrania: la cucharada voladora

Algunas zonas de Eslovaquia y Ucrania celebran la navidad con una particular costumbre. Al comienzo de la cena de Nochebuena, cuando toda la familia esta reunida, el cabeza de familia o miembro masculino más anciano, lanza al techo una cucharada de loksa, un plato típico navideño hecho con pan y semillas de amapola. Se cree que cuanta más cantidad de loksa quede adherido al techo, más abundantes serán las cosechas del año que comienza.

Caracas: Patinando a misa

Ni los villancicos, ni la chimenea ni la nieve. La Navidad en Venezuela se celebra en las calles, playas y parques, ya que allí es verano. Además si hay algo que les gusta hacer en Navidad a los venezolanos es patinar, en concreto es tradicional asistir a misa en patines la mañana de Navidad. La participación es tan alta que hasta las carreteras de la ciudad permanecen cortadas para que los caraqueños puedan patinar hasta su iglesia sin peligro.

Ucrania: Telas de araña en el árbol

En Ucrania, los árboles de Navidad se parecen a los de Halloween porque se adornan con telas de araña, considerados símbolos de buena suerte. Según cuenta la leyenda, hace muchos años una viuda pobre vivía con sus hijos en una destartalada chabola. Eran una familia tan pobre que en Navidad sólo podían permitirse un pequeño arbolito, pero no las figuritas y dulces para decorarlo. Sin embargo, durante una Nochebuena, las arañas que se hospedaban en su chabola tejieron sus telas de seda alrededor del árbol y cuando los rayos del Sol de la mañana las iluminaron, la tela de araña se volvió por arte de magia en hilos de oro y plata, y la familia dejó de ser pobre. A día de hoy estas telarañas se hacen de cristal, metal, plástico y brillante o de papel.

tradiciones navideñas

República Checa: Arrojar zapatos


En Nochebuena, las mujeres solteras checas toman parte de una tradición que, se supone, permite predecir el estado civil el año entrante. Se quitan un zapato, se paran de espaldas a la puerta y lo arrojan sobre sus hombros. Si el zapato cae con la punta hacia la puerta, entonces se dice que quien lo arrojó se casará el año siguiente. Aquellas cuyo zapato cae con el talón hacia la puerta deberán esperar al menos doce meses el deseado anillo de bodas.

Brasil: Barcos de papel en honor a Yemanjá


Brasil tiene un clima muy diferente aunque no por ello van a la playa en Navidad, sino por un significado muy especial. Las playas de Ipanema y Copacabana se ven plagadas de fuegos artificiales donde, además, hay una tradición: encender velas y lanzar pequeños barcos de papel llenos de flores que suponen un regalo al mar. Si la marea y las olas se los llevan significa que la Diosa de los Mares, Yemanjá, traerá buenos presagios para el año nuevo.